Vientos de cambio, el mejor augurio | Blog Periodista Intrépida
2291
post-template-default,single,single-post,postid-2291,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Vientos de cambio

En la imagen, aparece uno de los peines del Viento de San Sebastián junto al título del post: Vientos de cambio

Vientos de cambio

Soplan vientos de cambio. De esos que te dejan el pelo despeinado, te dan impulso cuando caminas y te hacen sentir como si un huracán te hubiera arrasado. En estas ocasiones tienes dos opciones: seguir adelante o buscar un refugio. Yo prefiero la primera.

Empiezas a caminar y te das cuenta de lo que cuesta dar cada paso. Uno tras otro, uno tras otro y sigues avanzando. Descubrir otros lugares, tener nuevos objetivos y conocer todo tipo de personas que se cruzan en tu camino. Algunas se unirán en esta travesía, otras se quedarán en el intento, pero todas formarán parte de ese camino que ya has recorrido.

El cambio de aire te ha sentado bien, porque has aprendido a lidiar con él. El viento te ha hecho libre y ahora tenerlo de cara es un buen presagio para continuar avanzando y llegar hasta tu objetivo final. Durante el camino, te encuentras atajos, pero prefieres no tomarlos. Nunca ha sido lo tuyo, desconfías cuando todo parece fácil.

Sigues caminando y empiezas a notar el cansancio. Los pies empiezan a sangrar y delatan todas las piedras y obstáculos que has tenido que superar uno por uno durante el camino. Es ahora cuando empiezas a recordar aquellos trenes de los que te bajaste a la fuerza. Trenes a precio de AVE con calidades de media distancia. Nadie pagaría tanto por tan poco. Tiritas y vendas, pero sigues andando. Siempre sigues.

Nadie te para, a pesar de que muchos lo han intentado. Incluso de quienes menos te lo esperabas. Y duele, claro que duele, pero has continuado caminando. Tu objetivo es mucho más grande que cualquier traspié. Y ahí a lo lejos lo estás viendo, cada vez se va haciendo más grande y está en tus manos poder alcanzarlo.

Solo un poco más, unos cuantos pasos más, te prometo que merecerá la pena. Lo pasado te dará igual, porque tu presente vale mucho más. Porque hoy vuelves a ser tú y porque nunca un pelo revuelto te había sentado tan bien.

Texto e imagen por Belén Sancho Ligorred.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies