¿Quién es Belén Sancho Ligorred? | Periodista Intrépida
114
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-114,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Sobre mí

Mamá, papá: quiero ser periodista

Algunos jugaban con muñecas, otros con balones y otros salían con sus bicis. Yo hacía todo eso, pero si había algo que realmente me apasionaba hacer era sentarme en el escritorio frente a la vieja Olivetti de mi padre. Allí empecé a escribir mis primeros cuentos e historias que se me iban ocurriendo.
Siempre había tenido claro qué quería ser de mayor. Por lo que cuando llegó el gran momento de decirlo en voz alta no había dudas: periodismo o periodismo. No había otra opción. Ya en la universidad, nos hicieron la misma pregunta una y otra vez: ¿Por qué estáis aquí? En mi caso, la respuesta era demasiado fácil, pues era vocacional. Siempre he sentido la profesión como parte de mí y sabía que ninguna otra carrera iba a poder llenarme como esta.
Mis comienzos fueron como periodista deportiva y todavía hoy lo echo de menos. Amo el deporte y fue una de las etapas más felices de mi vida. Escribí más de 600 artículos, noticias y reportajes deportivos sobre el Real Zaragoza, principalmente. Pude pisar el césped de La Romareda como redactora y, en alguna ocasión, como fotógrafa. Jamás olvidaré esa bonita sensación de formar parte de aquello.
El deporte me enseñó a ganar y perder, pero también a observar bien. Todo ocurre muy rápido. Esto provocó en mí ese gusanillo por la fotografía y, hoy día, es una de mis grandes pasiones. En la universidad, tuve la oportunidad de ampliar mi conocimiento y cuidar cada detalle. Por ello, la cámara siempre me acompaña allá donde voy.
Amar es saber adaptarse también a algunas circunstancias. Eso le ocurre a cualquier periodista, más hoy. Decidí embarcarme en una nueva aventura y formarme en Marketing Online. Esto me ha permitido ver desde otra perspectiva mi profesión, sabiendo optimizar y sacar el máximo partido a todos los recursos digitales.
Siempre aprendiendo, siempre creciendo. Y es que, tal y como dijo Gabriel García Márquez: «Aunque se sufra como un perro, no hay mejor oficio que el periodismo».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies