Ni más ni menos

Ni más ni menos

Como cada año, miles de mujeres salen a la calle para visibilizar la lucha por la igualdad. El 8M se ha convertido en una cita ineludible en el calendario de muchas ciudades y pueblos de España.  El poder de convocatoria ha crecido con el paso de los años y cada vez son más las personas que se suman a este movimiento para luchar por una sociedad más igualitaria. Texto y fotografía por Belén Sancho Ligorred.

Cada año desbordan los datos sobre las personas asistentes a las manifestaciones del 8M. En ciudades como Madrid o Barcelona, la asistencia ha sido multitudinaria. Según Delegación de Gobierno, se calcula que unas 120.000 personas han salido a la capital, mientras que en la ciudad condal, la guardia urbana confirmaba que habían participado unas 50.000 en las marchas.

“En Zaragoza, acudieron entre 60.000 y 100.000 personas, según la organización”

A pesar de estar en un ambiente tenso por la proliferación de la pandemia del coronavirus, se ha vivido una jornada intensa llena de cánticos, pancartas y color, mucho color. En Barcelona, se han podido ver hombres y mujeres de todas las edades unidos por un mismo fin. Una estampa que se ha repetido en numerosos rincones del país.

La lucha por la igualdad va más allá del 8 de marzo, pero es una fecha que sirve para recordar al mundo la necesidad de una sociedad sin desigualdad de género. Empezando por enfrentarse a la brecha salarial y con el apoyo para la conciliación familiar, entre otros aspectos. Estos reclamos se unen a la repulsa de la violencia machista, en un año donde ya han asesinado a 15 mujeres.

Las periodistas, un paso al frente

Como en los últimos años, las periodistas también se han sumado a esta convocatoria en diferentes ciudades. La precariedad laboral y el tratamiento machista de los medios son dos de los aspectos más destacados en su manifiesto. Se hace patente la necesidad de que los medios cuiden el lenguaje y las formas a la hora de dar información. Especialmente, en aquellos temas más sensibles, como la violencia machista donde se trata de concienciar a la población de la problemática. No valen las medias tintas.

La dificultad para conciliar y el denominado ‘techo de cristal’ son solo algunos de los problemas a los que cualquier mujer se enfrenta en el mundo laboral. Esta situación se da desde el mundo de la tecnología hasta la sala de redacción de cualquier medio. Y los datos respaldan lo citado anteriormente. Según el informe anual de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en el primer trimestre de 2020, solo cuatro de los 15 periódicos más leídos en papel están dirigidos por una mujer.

Sobran los motivos para una profesión que vive tiempos de cambios. La era de la información inmediata y, como consecuencia, de la viralización de fake news. Es en estos momentos, cuando se hace evidente la necesidad de un periodismo responsable donde todas y todos debemos contribuir. 2020 debe ser el año de la ‘Generación Igualdad’ y caminar comprometidos para que generaciones posteriores puedan vivir en un mundo sin desigualdad de género.

Belén Sancho Ligorred

Licenciada en Periodismo. Estoy especializada en Marketing Online y en Innovación de Contenidos Digitales. Soy una apasionada de la fotografía, del deporte y de la comunicación. Siempre aprendiendo y en busca de nuevos retos.

Related Posts

Censurados: historias que no pudieron callar

Censurados: historias que no pudieron callar

Cuando el tiempo se paró ante tus ojos

Cuando el tiempo se paró ante tus ojos

La fotografía vintage, un arte por redescubrir

La fotografía vintage, un arte por redescubrir

Rayden: de la música al papel

Rayden: de la música al papel

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.