La fotografía vintage, un arte por redescubrir

La fotografía vintage, un arte por redescubrir

La llegada del periodismo digital no destruyó a los antiguos medios, los transformó. Las redes sociales no alejaron a las personas, las conectaron. Y la fotografía analógica no ha muerto, se ha reinventado como un nuevo medio vintage. Desempolva tu vieja cámara de carrete y dale una segunda oportunidad, es el momento. Texto y fotografías por Belén Sancho Ligorred.

Editar la luz, los contrastes, poner un filtro o mejor utilizar una ‘app‘. Nos hemos acostumbrado en la era digital a cuidar los detalles y modificar todo aquello que no sea perfecto. Sin embargo, la belleza también se puede encontrar en la imperfección. A veces, simplemente se trata de cambiar la perspectiva.

A pesar de que nuestro smartphone esté muy bien equipado, la nostalgia invade y quiere revivir viejos momentos. Un, dos tres, ¡flash! Y esa incertidumbre de no saber hasta dentro de unas semanas qué habrá salido. En la actualidad, se vuelven a ver algunas cámaras antiguas con carrete. Tiendas de fotografía y de artículos vintage, como Shuave Shop, incluyen un paraíso para los amantes de la fotografía analógica.

Gira la ruleta y… ¡dispara!

Si algo han demostrado las redes sociales, es que las fotografías vintage tienen hueco en nuestra vida. A pesar de contar con móviles de última generación, las fotos antiguas siguen triunfando. Por eso, algunas personas buscan recuperar viejas costumbres que se habían perdido por el camino de las prisas y la inmediatez.

El hecho de salir a comprar un carrete, de buscar una buena luz o de tener cuidado con el lugar donde colocas el dedo son cosas que, quizás, habías olvidado. Sin embargo, son muy importantes de recordar si decides volver a usar estas cámaras. En la actualidad, existen muchos carretes con diferentes características que permiten sacar el máximo partido a la cámara y obtener así fotos originales.

La fotografía de este artículo, por ejemplo, se sacó con una cámara analógica y un carrete con un filtro violeta. La tonalidad cambia los colores azulados y verdosos por violetas lo que permite obtener imágenes impactantes. Este tipo de tonalidad, junto a la textura de la imagen, son características que no se obtienen en la fotografía digital y que tanto se echa de menos, a veces.

Aplicaciones de fotografía analógica

Lo peor de utilizar una cámara analógica de carrete es tener que esperar el tiempo de relevado. Pero, como vivimos en la era de la inmediatez, también es posible tener en tu smartphone apps de fotografía analógica. No va a ser el mismo resultado que una analógica, pero existen aplicaciones que utilizan filtros, tonalidades y texturas muy parecidas a las de antaño. Estas son algunas aplicaciones de fotografía vintage para móvil:

  • Huji / Kuji: son gratuitas e imitan a la perfección las tonalidades y texturas de las cámaras desechables. Destellos rojos, naranjas y amarillos que le da a las fotos un aire diferente.
  • Candy Film Mini: los amantes de las cámaras polaroid están de enhorabuena, porque además está disponible de manera gratuita. Solo se pueden hacer diez fotos al día y debes agitar el móvil para revelar las imágenes.
  • VHS Camcorder Lite:  no todo van a ser fotos, también hay nostálgicos de los vídeos. Esta aplicación emula muy bien las características de los vídeos de VHS. Tiene una versión gratuita de prueba, pero se convierte de pago pasado el tiempo.
  • KD Pro Disposable Camera: presenta su interfaz como una cámara desechable. Dispone de filtros, una opción de pago, y dispara las fotos con una tonalidad amarillenta. Las características son muy parecidas a las anteriormente citadas (Huji / Kuji).
  • Hypocam: esta app saca las fotografías en blanco y negro, a diferencia de las anteriores. Una amplia gama de filtros para las personas amantes de lo minimalista que quieren darle un toque retro a sus fotos.

Disfrutar de la fotografía está al alcance hoy de muchas personas. Por trabajo o por afición, da igual el motivo. Es una oportunidad de abrir una ventana al mundo, que otros vean lo mismo que han visto tus ojos. Porque hasta en el día a día puede encontrarse la foto perfecta, en el sitio que menos lo esperas.

Belén Sancho Ligorred

Licenciada en Periodismo. Estoy especializada en Marketing Online y en Innovación de Contenidos Digitales. Soy una apasionada de la fotografía, del deporte y de la comunicación. Siempre aprendiendo y en busca de nuevos retos.

Related Posts

Censurados: historias que no pudieron callar

Censurados: historias que no pudieron callar

Cuando el tiempo se paró ante tus ojos

Cuando el tiempo se paró ante tus ojos

Ni más ni menos

Ni más ni menos

Rayden: de la música al papel

Rayden: de la música al papel

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.