Llorar por fútbol

Llorar por fútbol

“Deja de llorar por ellos, es solo fútbol”. Esa frase seguramente te resultará conocida si vives y amas este deporte. Sin embargo, cada día la detesto más. Porque llorar por fútbol esconde algo más que el propio deporte en sí. Texto y fotografía por Belén Sancho Ligorred. 

Posiblemente habremos recibido uno de los golpes más duros que recuerdo como zaragocista. Creímos hasta el final. La ilusión se apoderó de nosotros. Y conseguimos algo que hacía tiempo que no veía: unión. Unión entre un equipo y una ciudad entregada por un mismo objetivo.

Sin embargo, toca volver a ver la cara amarga del fútbol. La de la derrota. Una vez más he acudido al campo a ver el partido sola, pocos entienden que me guste hacerlo así. Sin embargo me he sentido más acompañada que nunca. Y así se lo hicimos sentir al equipo: no estaban, están ni estarán solos jamás.

He llorado de alegría con el empate y de tristeza con el pitido final. Y siendo sincera, nunca me había costado tanto marcharme de La Romareda como hoy. Y esa misma sensación creo que la experimentamos todos. Nadie se movía de su asiento. Los cánticos no cesaban y entonamos el himno a capella.

No hay lugar para reproches. Pues creo que estos jugadores han demostrado su compromiso con esta camiseta. Y yo no pido más. Que luchen, que busquen cada balón y que den la cara.

Así que ahora, deja de decirme que pare de llorar por fútbol, porque no es solo eso. Porque nunca ha sido solo eso para quienes queremos a este club de verdad. Y hoy me permito ese derecho, el de llorar hasta quedarme dormida. Porque aun hundida, sigo creyendo en ti, y mañana volveré a contar los días para regresar a La Romareda. Y sabes que tú también.

Hoy, mañana y siempre: ¡Aúpa Zaragoza!

Belén Sancho Ligorred

Licenciada en Periodismo. Estoy especializada en Marketing Online y en Innovación de Contenidos Digitales. Soy una apasionada de la fotografía, del deporte y de la comunicación. Siempre aprendiendo y en busca de nuevos retos.

Related Posts

Cuando el tiempo se paró ante tus ojos

Cuando el tiempo se paró ante tus ojos

Día de la Salud Mental: rompiendo tu burbuja

Día de la Salud Mental: rompiendo tu burbuja

Más allá de una traición

Más allá de una traición

Él no es tu amigo, es un matón

Él no es tu amigo, es un matón

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.