Entrevista a Ignacio Guerrero | Periodista Intrépida
505
post-template-default,single,single-post,postid-505,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

“La situación que se vivió el 10 de febrero no se la deseo ni a mi peor enemigo”

Ignacio Guerrero, representante de los despedidos por el ERE del Real Zaragoza

“La situación que se vivió el 10 de febrero no se la deseo ni a mi peor enemigo”

A sus 59 años y después de casi veinte años trabajando en el Real Zaragoza, Ignacio Guerrero está en plena lucha por los derechos laborales de sus compañeros. Con la única idea de mejorar la economía del club, Fundación Zaragoza 2032 hizo un ERE a principios de septiembre afectando a los trabajadores del club aragonés. Texto y fotografía por Belén Sancho.

Con el Real Zaragoza al borde de la desaparición, Fundación Zaragoza 2032 llegó de la mano de César Alierta y Christian Lapetra para salvar la entidad.

Nada más llegar, el club se puso al corriente de pagos con jugadores y trabajadores.  Pero a principios de septiembre, el Real Zaragoza hizo un ERE y ahí empezarían los problemas para los trabajadores.

¿Cuántas personas trabajan en la entidad?

Afectados por el ERE éramos 182, de esos unos 160 fijos discontinuos. Veintidós eran los que vivían exclusivamente del trabajo del Real Zaragoza. Luego hay más gente que son los técnicos, fisios, médicos, gentes que se han quedado en las oficinas. En total seremos unas 250-260 personas aproximadamente.

¿No considera que eran demasiados teniendo en cuenta que no es un estadio tan grande?

Estando en Primera o en Segunda los trabajadores para abrir las puertas de La Romareda son necesarios. En partidos de Segunda División, el abrir todas las puertas del estadio, hacer el servicio en los vestuarios, vallas y los vomitorios hacen falta un mínimo de 110 personas. Se puede modernizar el club que ellos quieren, pero no tan traumático, tan fuerte como ha sido esta  situación.

Estuvieron meses sin cobrar y  la nueva directiva se puso al corriente con los pagos. ¿Les desconcertó que a los pocos meses decidieran hacer un ERE?

Nos han sorprendido muchísimas cosas, y ninguna de ellas hasta ahora, han sido buenas para nosotros. En un principio, nosotros expusimos que igual que los jugadores del Real Zaragoza cuando no cobraban iban a denunciarlos a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), los trabajadores también estábamos dispuestos de denunciarlo donde fuera necesario porque no dejamos de ser trabajadores del Real Zaragoza y también comemos de eso.

“Nos han sorprendido muchísimas cosas y, ninguna de ellas, han sido buenas para nosotros”

Durante muchos meses el Real Zaragoza y los trabajadores mantuvieron continuas reuniones. ¿Cómo vivieron esa situación?

Las reuniones que tuvimos, sobre todo la del primer día, fueron muy tensas. Luego a base de cordialidad y mucho diálogo, por nuestra parte , se intentaron acercar posiciones, cosa que fue muy difícil porque el representante legal del club no lo permitía ya que no estaban dispuestos a negociar nada, querían el ERE a costa de lo que fuera.

Uno de los motivos del ERE es el ahorro económico.

Hay unos puestos concretos que son el mantenimiento de la Ciudad Deportiva y La Romareda, y el cuidado de los terrenos de juego de estos que si quitan a estos señores, otros ocupan su lugar. En cuanto a los trabajadores fijos discontinuos que trabajan en el estadio, si nos hubiesen echado a todos, otros habrían ocupado nuestro sitio. Con lo cual yo el ahorro no lo veía por ninguna parte. Tendrían que haber mirado hacia otros sitios.

Por orden del tribunal, los trabajadores despedidos vuelven a sus puestos de trabajo. Pero el día que se iban a reincorporar les vuelven a despedir. 

Conseguimos ganar el ERE, lo cual fue un logro bastante importante por parte de los trabajadores. Los que hacen el servicio solamente cuando hay partido los domingos, hemos vuelto a nuestros puestos de trabajo. Pero el día diez cuando se tenían que reincorporar los fijos, el club les dio una carta de despido diciéndoles que no los admitían. En este periodo, hemos conseguido acercar posiciones en cuanto a una serie de personas. El resto estamos por ahí perdidos.

¿Cómo se vivió ese día en el que se reincorporan los trabajadores y se encuentran con una nueva carta de despido?

La situación que se vivió el día 10 de febrero a las nueve de la mañana, en la que yo estaba presente en las oficinas del Real Zaragoza, no se la deseo ni a mi peor enemigo. Estaba allí para ver cómo era la reincorporación de todos los trabajadores y me llamó el secretario general, Francisco Checa, para contarme la situación. Cogí una silla y me senté, el corazón lo tenía a 150 pulsaciones por minuto. Fue un día desastroso, brutal, que no se lo deseo a nadie, jamás.

“Con Agapito Iglesias los trabajadores estuvimos contentos. Con Fundación 2032, nos han hecho un ERE”

Los que sí han vuelto a sus puestos, ¿cómo están viviendo esta situación?

Ahora estamos en un periodo de negociación de los trabajadores fijos discontinuos que son los que trabajan en La Romareda. Tengo una lista de entre 30 y 40 personas que quieren irse por el maltrato que han recibido. Estamos negociando la salida digna de estos trabajadores. Nos han hecho unas ofertas, pero no las hemos aceptado. Espero que de aquí al día 1 de marzo, el tema esté solucionado y no sea malo para los trabajadores.

¿Cómo vivieron los trabajadores el cambio de dueño en el club?

Cuando Agapito Iglesias fue propietario del Real Zaragoza a los trabajadores siempre se nos ha respetado mucho. Conseguimos que nos dieran aguinaldos en Navidad, conseguimos que nuestros vestuarios los acomodaran un poco mejor. Con la Fundación 2032 no hemos tenido ningún acercamiento salvo para las reuniones del ERE. Se presentó Fernando Rodrigo (consejero del área económica y financiera) un día y no hemos vuelto a tener reuniones con ningún directivo del Real Zaragoza, salvo con su representante legal (Ángel Moreno).

Entonces, laboralmente, ¿mejor con Agapito Iglesias o con la Fundación Zaragoza 2032?

Con Agapito Iglesias los trabajadores estuvimos contentos. Con Fundación 2032, sin conocernos, sin dar la cara, sin presentarse y sin decir nada nos han hecho un ERE y lo hemos ganado.

¿Consideran que los medios de comunicación han informado de la situación correctamente?

Aragón Televisión y Heraldo de Aragón con los trabajadores no han tenido apenas diálogos. Nunca decían toda la verdad de las declaraciones. De hecho, estuvimos descontentos con un programa de Aragón TV (El Avispero) porque alguno de los contertulios no fue documentado a las charlas y decía cosas que no eran verdad. Sin embargo, otros medios como El Periódico de Aragón, Radio Ebro, entre otros, hemos tenido muy buena relación y se han volcado mucho con los trabajadores.

¿Se han sentido respaldados por la gente?

Hemos tenido apoyo porque hemos tenido la habilidad y sensatez de comunicar todo tal y como pasaba a la prensa. Cosa que esto no ocurría por parte del Real Zaragoza que decía cosas a dos entidades, pero quizás no tanto como nosotros. Siempre hemos ido con la verdad por delante. En todas las reuniones que yo he hecho, conmigo han venido las actas de todas las reuniones que hemos tenido durante el ERE. Para que no crea la gente que yo les he engañado. Las tengo a disposición de quienes las quieran leer o entender.

Las redes sociales son un factor muy importante, en este caso también les han servido de gran ayuda.

Casi todas las noches durante el periodo de negociación publicaba en Facebook  lo que se iba comentando y las actuaciones que teníamos con el club. La verdad es que por parte de mis compañeros hemos tenido muchísimo apoyo. Hemos intentado dar todo de sí y el objetivo era ganar el ERE y lo ganamos, pero las circunstancias cambiaron un poco negativamente.

¿La lucha continúa?

Por supuesto. Intentaremos que los compañeros que no los han readmitido, al menos tengan una buena gratificación y les paguen todo lo que les corresponda.

“La situación que se vivió el 10 de febrero no se la deseo ni a mi peor enemigo”
5 (100%) 1 vote[s]
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies