Con prisa y sin pausa: en busca de la igualdad

Con prisa y sin pausa: en busca de la igualdad

Carne Cruda” puso encima de la mesa la situación laboral de la mujer en los medios de comunicación. Los datos estadísticos a día de hoy siguen demostrando la existencia de una gran brecha entre hombres y mujeres. Texto por Belén Sancho.

Se cumplen diez años de la puesta en marcha de la ley de la igualdad. Una ley que prometía acabar con la brecha salarial y conseguir la igualdad de derechos. Pero nada más lejos de la realidad. Todavía hoy sigue el debate encima de la mesa y la crisis económica abrió una mayor brecha entre hombres y mujeres.

Un debate que se ha llevado hasta el Congreso de Periodismo Digital de Huesca que ha celebrado su 18ª edición. Javier Gallego, presentador del programa radiofónico de Carne Cruda, fue el encargado de dirigir en directo el espacio donde entrevistó a mujeres como Ana Pardo de Vera (directora del diario Público), Ana Requena (editora de Micromachismos en eldiario.es), Magda Bandera (directora de La Marea) o Marcela Ospina (directora de Comunicación de Oxfam intermon), entre otras.

Carne Cruda fue lo más visto en el primer día del Congreso

“No todas las mujeres somos iguales. Cada una pensamos diferente, pero a todas nos matan por ser mujeres, nos pagan menos por ser mujeres”, afirmaba Luciana Peker, periodista de Página 12 y Revista Anfibia en Latinoamérica. La periodista junto a Catalina Ruiz Navarros (co-conductora de Estereotipas) denunciaron las condiciones de la mujer en la sociedad latinoamericana donde la desigualdad y la violencia siguen estando a la orden del día.

El sexismo en el lenguaje

El lenguaje es fundamental en los medios de comunicación. Son portadores de noticias y la principal voz para llegar al espectador o lector. Por eso, hablar y escribir correctamente es indispensable.

La lengua es algo vivo y que evoluciona en función de la sociedad y el momento, por lo que debe ir adaptándose. La Real Academia Española (RAE) ha sido criticada en numerosos momentos debido a algunas acepciones machistas que siguen apareciendo en el DRAE. Peker incidió, de hecho, en que la RAE “acepta cualquier palabra nueva de tecnología, pero no femicidio”. Este término sí se recoge en Argentina, pero en España sigue sin aparecer en el diccionario para indicar el asesinato de mujeres por el hecho de ser mujer.

A comienzos de este mismo mes, una tuitera a través de su cuenta personal inició una recogida de firmas para que la RAE haga cambios en algunas terminologías.

Bajo el hashtag de #Yonosoyelsexodébil inició la recogida de firmas. Foto: captura de pantalla del Twitter de  la usuaria.

Ya en 2013, Darío Villanueva, secretario de la RAE en esos momentos y hoy día director, se pronunció acerca del machismo en el lenguaje: “El diccionario no es sexista, ni el español. Es la cultura”. En esa misma entrevista, el académico excusaba a la Academia y afirmó que “el Diccionario nunca suprimirá palabras que se usan porque sean ofensivas o desagradables”.

La RAE acepta cualquier palabra nueva de tecnología, pero no femicidio

Pero, sin duda, donde más se ve el sexismo en el lenguaje es en las noticias de violencia machista. Los medios pocas veces informan adecuadamente, sin hacer sensacionalismo y utilizando los verbos correctos en este tipo de noticias. “Hallar muerta”, “muere” o “fallece” son solo algunos ejemplos que suelen acompañar al resto de palabras en los titulares. “Las redes sociales están consiguiendo presionar mucho. Son asesinatos, no muertes fortuitas”, reconoce Magda Bandera, directora de La Marea.

Además, este tipo de noticias suele incluir normalmente estereotipos o perfiles del maltratador cuando no existe un patrón. Marcela Ospina cree que sería vital la incorporación de gente experta en la redacción. Así, podrían abordar estos temas con la sensibilidad, el conocimiento y el respeto que se merece.

Sin grandes responsabilidades

Aunque hace mucho tiempo que la mujer abandonó la cocina para alzar la voz en las calles, siguen sin ser remuneradas con el mismo sueldo en muchos casos, a pesar de hacer el mismo trabajo. Según la última Encuesta de Estructura Salarial, el salario bruto medio anual de los hombres es de 25.727 euros, mientras que el de las mujeres no llega a 20.000 euros.

En las redacciones ocurre exactamente igual que en otros ámbitos profesionales. El número de periodistas mujeres en el paro es mucho mayor que el de los hombres (5.029 mujeres, 2.861 hombres). Y solo un 21% de féminas ocupan sillones en los consejos de administración de las seis principales empresas informativas españolas.

Ana Pardo de Vera es una de las excepciones, ya que es la directora del diario Público. “Las mujeres al principio tenemos que tener comportamientos de hombre para que nos hagan caso”, confesaba la directora. A pesar de que el número de mujeres en cargos directivos en diversos sectores ha ascendido, el Libro Blanco sobre el futuro de la UE denuncia que “sigue habiendo barreras que impiden la igualdad de sexos”.

España se sitúa por poco por encima de la media de la Unión Europea. Gráfico: El País.

Un camino lleno de barreras

La lucha feminista hoy sigue más viva que nunca en busca de la igualdad de derechos en España. Javier Gallego en el discurso de despedida dio una lección de cómo los hombres deben ser partícipes de esta lucha.

Un camino que no ha sido fácil ni va a serlo, pero que poco a poco conmueve más conciencias. El pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, miles de personas salieron a la calle para reivindicar el papel de la mujer en España. Y los medios no pueden quedarse al margen. Tanto Luciana Peker como Catalina Ruiz consideran que, a través del humor, de la imaginación y de los datos pueden visibilizar esta situación.

En Latinoamérica lanzaron una campaña a través de Twitter donde se pedía a las mujeres que contaran experiencias donde hubieran sufrido acoso bajo el hashtag #miprimeracoso. Una campaña que fue muy bien acogida en las redes: “A la hora teníamos 420 tuits por minuto de mujeres latinoamericanas contando sus casos de acoso”, confesaba Catalina Ruiz, una de las propulsoras.

Es hora de romper con los estereotipos y de acercar este tipo de problemáticas con más normalidad en los medios. Ha costado muchos siglos tener voz y voto en la sociedad. Por esto y por mucho más, la lucha continúa.

Belén Sancho Ligorred

Licenciada en Periodismo. Estoy especializada en Marketing Online y en Innovación de Contenidos Digitales. Soy una apasionada de la fotografía, del deporte y de la comunicación. Siempre aprendiendo y en busca de nuevos retos.

Related Posts

Newsletter, información en un solo clic

Newsletter, información en un solo clic

Cinco medios para disfrutar del periodismo

Cinco medios para disfrutar del periodismo

El valor del periodismo en tiempos de pandemia

El valor del periodismo en tiempos de pandemia

Análisis de la cobertura informativa de los atentados de Barcelona y Cambrils realizadas por tres televisiones públicas (TVE, TV3 y Betevé) y desde Twitter

Análisis de la cobertura informativa de los atentados de Barcelona y Cambrils realizadas por tres televisiones públicas (TVE, TV3 y Betevé) y desde Twitter

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.